TIEMPO PARA EMPEZAR

TIEMPO PARA EMPEZAR

Siempre nos emocionamos  cuando hay nuevos comienzos en nuestras vidas. Creemos que todo será diferente … ¡rápido! Tenemos esperanza, nos inspiramos. Lo que a menudo no entendemos o aceptamos es que el cambio usualmente toma tiempo. Sucede paso a paso. Es posible que recuerde la vieja expresión: «Centímetro  por centímetro, esto es un juego de niños. Metro por metro, es difícil». ¡Es verdad! Y es posible que el cambio no se produzca tan rápido como tú piensas.1

¿Con qué frecuencia has intentado algo, lo has encontrado difícil y te has dado por vencido? Por favor, no dejes que esto suceda! Es por eso que debemos practicar … una semana o más a la vez. Todo comienzo toma su tiempo, empieza el cambio a tu propio ritmo.

Entonces, hagamos esta primera semana para prepararnos para el cambio. Te ayudará a desarrollar paciencia. Te ayudará a conocerte mejor. Te ayudará a ser más feliz y estar más tranquila. ¡Te felicito por tu buena voluntad!

LA PRÁCTICA DE LA SEMANA 

Durante esta semana, piensa en los cambios que te gustaría hacer. Haz una lista de estos cambios. También haz una lista de las cosas que te gustan y las que no te gustan de ti mismo.

Te sugiero que consigas un cuaderno y que lo guardes exclusivamente durante todo este año y este proyecto especial que cambirá tu vida. Puedes usarlo para tomar notas, escribir un diario, guardar citas o cualquier otra cosa que desees recordar.

Agrega a estas listas a medida que descubras más cosas sobre ti durante las próximas semanas. Hay dos reglas muy importantes que espero que tenga en cuenta a medida que avanzas en tus semanas:

  1. Por favor acepta todo lo que descubras y …
  2. No juzgues nada.

Si te das cuenta de que te estás juzgando a ti mismo, a otras personas o a las situaciones, y probablemente lo harás, practica el abandono de todos los juicios. Empieza a aceptar lo que es. Acepta lo que ves sobre ti mismo, los demás y tus situaciones. ¡Asegúrate de no juzgar incluso cuando te encuentres juzgando! En otras palabras, ¡no juzgues tu juicio! Esta es una buena regla para practicar esta semana, este año y por el resto de su vida. Y finalmente, ¡aligera tu vida! Permite que esta práctica te llene de alegría.

Se siente tan bien tomarme un tiempo para aprender sobre mí, descubrir y dejar ir en donde estoy atrapado, y avanzar en una dirección espiritual de paz y propósito.

No Comments

¿TE GUSTÓ EL ARTÍCULO QUE ACABAS DE LEER? DÉJAME UN COMENTARIO. GRACIAS 😊

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: