abril 2019

Hace algunos años, alguien creó una aplicación en la que vendía abrazos virtuales a $ 0.99 centavos de dólar, en poco tiempo esta persona se hizo millonaria, pues millones de personas compraron esos abrazos virtuales. Este ejemplo de la vida real, muestra una verdad humana, todos queremos y necesitamos ser tocados, abrazados, es parte de la vida, sentir que nos quieren y demostrar nuestro amor a otros. El efecto es recíproco, damos para que nos den, pero aún cuando solo lo hacemos nosotros, nos sentimos satisfechos al dar nuestro amor sin esperar nada a cambio. En la vida la gente se preocupa...